Series -> Burlada, un corazón sacrificado.


Burlada, un corazón sacrificado.
Burlada, un corazón sacrificado. Burlada, un corazón sacrificado. Burlada, un corazón sacrificado. Burlada, un corazón sacrificado. Burlada, un corazón sacrificado. Burlada, un corazón sacrificado. Burlada, un corazón sacrificado. Burlada, un corazón sacrificado. Burlada, un corazón sacrificado. Burlada, un corazón sacrificado. Burlada, un corazón sacrificado. Burlada, un corazón sacrificado.  

Imágenes reproducidas exclusivamente con fines de divulgación académica. Para utilizarlas con cualquier fin se debe solicitar permiso a los propietarios legales de sus derechos.


No. registro de HNM 000657551
Clasificación de HNM741.5972 PEP.i
Publicación: Pepín
Datos de la publicación: : México, D.F.: Editorial Juventud,1950-1950.
Detalles físicos: volúmenes :ilustraciones ;21 cm.
No. 4154 (3 agosto 1950)-no. 4249 (6 noviembre 1950).
Argumentista: José G. Cruz.
Gráfica: José G. Cruz.
Género: Melodrama.
Técnica: Fotomontaje.
Variante Temática: Cabaret; Barrio; Crimen; Romance;
Notas: Acceso restringido;préstamo sujeto a autorización.
Descripción basada en: No. 4154 (3 agosto 1950); título tomado del encabezado.
Último ejemplar consultado: No. 4249 (6 noviembre 1950).

Sinopsis: Esta "historia de un gran amor que tocó los límites de lo sublime y conoció las torturas del infierno", está dedicada a una mujer con la cual aparentemente el autor tuvo una relación amorosa: una "chiquilla soñadora que quedó en Tampico... Esta fue la historia que hice para ti... -escribe José G. Cruz-. Nació una noche en que la leyenda se anidó en tus rubios cabellos...". La orquesta de Arturo Núñez suspende su número en el salón de baile "Siboney" cuando Betty golpea a un borracho que la acusa de haberle robado 200 pesos. Ella y su amiga, la venezolana Yolanda, son mujeres bravas que sobreviven en el cabaret sin mayores problemas hasta que conocen a Ricardo, un aventurero que se dedica a explotar y estafar mujeres. Las dos amigas caen rendidas ante los encantos del rufián. Primero Yolanda y después Betty, quien jura seguirlo "hasta el fin". Cuando Ricardo decide deshacerse de ella y abandonarla, como ha hecho con tantas otras, Betty le arroja una daga a la espalda. La escena sucede en la playa. Ricardo cae muerto. Ella, desconsolada, le pide perdón. Cumpliendo su promesa de seguirlo "hasta el fin", se tiende a su lado y se encaja el puñal en el abdomen. Tres agentes aduanales que pasean por la playa donde ha ocurrido el trágico desenlace amoroso, se acercan a los cuerpos y exclaman: "¿Qué rayos pasaría aquí? Lo de siempre... un marinero borracho... y una cualquiera".

Otras historietas

Amores juveniles.

Burlada, un corazón sacrificado.

Melodrama

Peregrina.

Burlada, un corazón sacrificado.

Melodrama

Indita.

Burlada, un corazón sacrificado.

Melodrama

Comentarios

Arriba