Series -> Flor de arrabal.


Flor de arrabal.
Flor de arrabal. Flor de arrabal. Flor de arrabal. Flor de arrabal. Flor de arrabal. Flor de arrabal. Flor de arrabal. Flor de arrabal. Flor de arrabal. Flor de arrabal. Flor de arrabal. Flor de arrabal.  

Imágenes reproducidas exclusivamente con fines de divulgación académica. Para utilizarlas con cualquier fin se debe solicitar permiso a los propietarios legales de sus derechos.


No. registro de HNM 000657633
Clasificación de HNM741.5972 CHA.m
Publicación: Chamaco
Datos de la publicación: : México, D.F.: Publicaciones Herrerías,1944-1944.
Detalles físicos: volúmenes :ilustraciones ;19 cm.
No. 1800 (8 abril 1944)-no. 1929 (20 agosto 1944).
Argumentista: Yolanda Vargas Dulché.
Gráfica: Antonio Cortés. Daniel López. José Cárdenas G. Leopoldo Zea Salas.
Género: Melodrama.
Técnica: Línea.
Variante Temática: Infancia; Barrio; Romance; Intrigas pasionales;
Notas: Acceso restringido;préstamo sujeto a autorización.
Descripción basada en: No. 1800 (8 abril 1944); título tomado del encabezado.
Último ejemplar consultado: No. 1929 (20 agosto 1944).

Sinopsis: Segunda parte de la serie protagonizada por la popular Chispitas, una brava joven de barrio, buena para los golpes y educada en la calle, pero al mismo tiempo muy "femenina". Argumentada por Yolanda Vargas Dulché, “Flor de arrabal” es la primera serie que firma la autora, aunque ya había participado como argumentista anónima en el equipo de “Rutas de emoción”, firmada por Rosario Sansores. Narra la infancia y adolescencia de Chispitas, la líder maternal de la pandilla de niños desvalidos integrada por Pata larga, El Pulgas y El Tullido. Chispitas vive aventuras como torera y líder obrera. Su credo proletario es: "Los ricos son chocantes, falsos y presumidos" también demuestra su ternura con abundantes lágrimas. La segunda parte comienza cuando Chispitas, ya hecha una guapa joven, regresa a "su querido barrio", donde nació y transcurrió su infancia. Como en las historias de José G. Cruz -que seguramente admiraba la joven Yolanda-, aparece el tango como tema, motivo y santo y seña del barrio: "Arrabal amargo metido en mi vida tu noche se encierra en mi corazón... Rinconcito arrabalero con el toldo de estrellas de tu patio que quiero...", dice la letra que se escucha tras la puerta de una cantina por donde pasa Chispitas. Ella encuentra a su padre don Chucho, un hombre bondadoso, bohemio y presa del alcoholismo, que vive con el joven Antonio. Al tiempo que Chispitas se dedica a regenerar a su padre y Antonio se propone ser mecánico, los jóvenes se enamoran. El abarrotero del lugar es don Crescencio, un hombre viejo y rico que se propone conquistar a la "reina del barrio'' y cuyo dinero despierta la ambición de don Chucho. Desesperado por el dinero de su rival, Antonio decide convertirse en boxeador para ganar rápidamente los recursos que le permitan competir con el abarrotero. Por su parte una guapa rubia llamada Roxana -cliente del mecánico- decide conquistarlo. La serie es objeto de diversas transformaciones y pasan por ella varios dibujantes. En 1944 Yolanda Vargas Dulché y Leopoldo Zea Salas abandonan la revista “Chamaco” para colaborar con “Pepín” y desarrollan “Alma de barrio”, una serie muy similar a “Flor de arrabal” y protagonizada por una joven idéntica a Chispitas, pero ahora llamada Estrellitas. Durante un tiempo “Chamaco” sigue publicando “Flor de arrabal”, ahora argumentada por un escritor anónimo y dibujada por Antonio Cortés. La heroína, con su primer nombre (Chispitas) aparece posteriormente en la serie “Almas de niño”. El personaje de la cándida joven de barrio, tierna, guapa y decidida, será repetido por la autora en varias de sus obras, destacadamente en “Ladronzuela”, que apareció por primera vez como episodio de “Don Proverbio”.

Otras historietas

Mala yerba.

Flor de arrabal.

Melodrama

Campeón.

Flor de arrabal.

Melodrama

Los Adolescentes.

Flor de arrabal.

Melodrama

Hija mía.

Flor de arrabal.

Melodrama

Comentarios

Arriba