Series -> Pinceladas.


Pinceladas.
Pinceladas. Pinceladas. Pinceladas. Pinceladas. Pinceladas. Pinceladas. Pinceladas. Pinceladas. Pinceladas. Pinceladas. Pinceladas.  

Imágenes reproducidas exclusivamente con fines de divulgación académica. Para utilizarlas con cualquier fin se debe solicitar permiso a los propietarios legales de sus derechos.


No. registro de HNM 000657710
Clasificación de HNM741.5972 CHA.m
Publicación: Chamaco
Datos de la publicación: : México, D.F.: Publicaciones Herrerías,1947-1948.
Detalles físicos: volúmenes :ilustraciones ;19 cm.
No. 2797 (21 enero 1947)-no. 3303 (6 octubre 1948).
Gráfica: Daniel López.
Género: Melodrama.
Técnica: Línea.
Variante Temática: Romance; Intrigas pasionalea; Crímen;
Notas: Acceso restringido;préstamo sujeto a autorización.
Descripción basada en: No. 2797 (21 enero 1947); título tomado del encabezado.
Último ejemplar consultado: No. 3303 (6 octubre 1948).

Sinopsis: Pinceladas narra una serie de exóticos y enredados melodramas encadenados entre sí. El pintor Flavio sufre un ataque de histeria exaltado, estrella el cuadro en la cabeza de su modelo Rosaura. El médico que lo atiende le diagnostica que no podrá seguir pintando o se volverá loco. Rosaura vende los cuadros y reúne el dinero para pagar un descanso fuera de la ciudad. La belleza del lugar provoca que el pintor y la modelo se enamoren. La pareja es feliz en el pueblo, hasta que el representante de una casa de arte ofrece a Flavio comprar a muy buen precio todas las obras que produzca. A pesar de las advertencias del médico, Flavio instala un estudio cerca de "La cascada del diablo" y regresa a su vida artística. Produce el impresionante "Cuadro de los ojos verdes", el cual suscita la fascinación de Jean, una enigmática y misteriosa enmascarada que cubre su rostro quemado. Al no lograr adquirir el cuadro, la enmascarada intenta destruirlo Rosaura vende el cuadro para alejar el peligro que amenaza a Flavio, y el cuadro va a parar a la Ciudad de México. Años después, Jean lo encuentra en una galería de la Avenida Juárez y lo compra su pasión por la pintura y el pintor renace. Con tal de ayudar a Flavio comete un crimen y es encarcelada. En prisión se entrevista con Rosaura, a quien le confiesa ser la madre de la hija de Flavio y no la mujer perversa que todos creen. Flavio sabe que el verdadero nombre de Jean es Lilia y en el fondo se siente endeudado con ella, pero también quiere recuperar su cuadro, e intenta robarlo. El precio que paga es alto: una bala disparada por el padre de Jean lo deja mal herido y fallece al intentar regresar al lado de Rosaura, la única sobreviviente de la tragedia, pues Jean se suicida al conocer el destino trágico de Flavio. "Su hermosa silueta se perdió en el horizonte de lo infinito de un hondo abismo que guía nuestras almas a través de tinieblas, de rencores y de odios. Corazones que buscan un descanso para el alma, y un remanso de paz para su espíritu. ¡Una pincelada más de la vida!". Toda esta historia ha sido leída por José Luis, un niño travieso que vive en un "pueblito de la República Mexicana". José Luis concluye que sería muy bonito pintar y tener una mujer como Rosaura. Pasan los años y José Luis vive con su madrastra Margarita, una mujer avara que un día asesina a José, el padre de José Luis. Margarita es socia de Ricardo, un peligroso terrateniente que ha matado recientemente a un banquero estadounidense. José Luis es acusado del crimen pero logra ganarse el cariño de Rosa María, la hija del extranjero asesinado es ella la que salva a José Luis al demostrar la culpabilidad de su primo Robert Smith en el asesinato de su padre. Pese a la noble acción de Rosa María, José Luis prefiere quedarse a vivir en el pueblo con Silvia, la muchacha con quien ha cultivado desde la infancia un gran cariño. Desconsolada, Rosa María regresa a Estados Unidos al lado de El Bronco, su temerario primo, con el que vive aventuras en diversos lugares del mundo. Llegan hasta China, donde Rosa María conoce a Johnny y se enamora de él. Mas Johnny es un hombre casado y no sospecha los sentimientos de ella hasta que El Bronco se lo hace saber. Los dos aventureros prometen seguir siendo amigos. Rosa María no comprende porque siempre se enamora de hombres comprometidos.

Otras historietas

Comentarios

Arriba