Series -> ¡Tabú!.


¡Tabú!.
¡Tabú!. ¡Tabú!. ¡Tabú!. ¡Tabú!. ¡Tabú!. ¡Tabú!. ¡Tabú!. ¡Tabú!. ¡Tabú!. ¡Tabú!. ¡Tabú!. ¡Tabú!.  

Imágenes reproducidas exclusivamente con fines de divulgación académica. Para utilizarlas con cualquier fin se debe solicitar permiso a los propietarios legales de sus derechos.


No. registro de HNM 000657751
Clasificación de HNM741.5972 CHA.m
Publicación: Chamaco
Datos de la publicación: : México, D.F.: Publicaciones Herrerías,1951-1951.
Detalles físicos: volúmenes :ilustraciones ;19 cm.
No. 4389 (1 junio 1951)-no. 4427 (9 julio 1951).
Argumentista: Guillermo de la Parra.
Gráfica: Constantino Rábago.
Género: Melodrama.
Técnica: Línea.
Variante Temática: Selva; Intrigas pasionales; Romance; Territorios exóticos;
Notas: Acceso restringido;préstamo sujeto a autorización.
Descripción basada en: No. 4389 (1 junio 1951); título tomado del encabezado.
Último ejemplar consultado: No. 4427 (9 julio 1951).

Sinopsis: Primera versión de “Rarotonga”, historieta que se convertiría en el episodio más exitoso de la revista “Lágrimas, Risas y Amor” al publicarse en los años ochenta, con dibujos de Antonio Gutiérrez. La trama de “¡Tabú!” y “Rarotonga” es exactamente la misma. La estabilidad del maduro y respetado doctor Alejandro Aldama, un hombre casado y con una hija, parece derrumbarse cuando visita Puerto Azul y asiste al baile que durante las noches de luna llena ejecuta una sensual mulata de ojos rasgados a la que los isleños consideran hija del rey Changó. Ella es Zonga y su salvaje sensualidad desquicia al doctor, haciéndolo dejar de lado sus responsabilidades. La irresistible pasión que se desata en el "Brujo Blanco" -como llaman los isleños al occidental- es correspondida por Zonga para desgracia de sus coterráneos, que sufren al ver a su reina apasionada con un extranjero. Pero como ella es una diosa puede hacer lo que desee, y se hace amante del doctor. Cuando, asediado por los recuerdos y los deberes que le impone su matrimonio, el hombre blanco regresa a la ciudad, Zonga lo sigue. Ya en la urbe, la mulata se convierte en estrella de cabaret -es la época de las bailarinas exóticas, como Tongolele-. Puesto que el doctor se resiste a dejar a su esposa, Zonga decide provocar sus celos y seduce al joven e ingenuo Gregorio Sifuentes, quien para colmo es el discípulo predilecto del doctor Aldama. Finalmente, Alejandro Aldama no puede resistirse a los encantos de la mulata y decide abandonar a su esposa e hija para irse con Zonga a Puerto Azul. El día que van a marcharse, Gregorio Sifuentes intenta suicidarse. En su vano intento por salvar la vida de su discípulo, el doctor deja plantada a Zonga. Resignada, la mulata parte a Puerto Azul. El que no se resigna es entonces el doctor Aldama, quien la sigue a la selva tampoco se quedan así nada más su mujer y su hija, que también viajan a Puerto Azul para salvar de la pasión al padre de familia y regresarlo a la "civilización".

Comentarios

Arriba