Series -> Encrucijada.


Encrucijada.
Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada. Encrucijada.  

Imágenes reproducidas exclusivamente con fines de divulgación académica. Para utilizarlas con cualquier fin se debe solicitar permiso a los propietarios legales de sus derechos.


No. registro de HNM 000122897
Clasificación de HNM741.5972 PIN.o
Publicación: Pinocho (1942)
Datos de la publicación: : México, D.F.: Editorial Panamericana,1943-1943.
Detalles físicos: 40 números en 4 volúmenes :ilustraciones ;18 cm.
Año 2, no. 369 (8 junio 1943)-año 2, no. 408 (17 julio 1943).
Argumentista: José G. Cruz.
Gráfica: José G. Cruz.
Género: Melodrama.
Técnica: Fotomontaje.
Variante Temática: Crimen; Ciudad de México; Intrigas pasionales; Romance; Cabaret;
Notas: Acceso restringido;préstamo sujeto a autorización.
Descripción basada en: Año 2, no. 369 (8 junio 1943); título tomado del encabezado.
Último ejemplar consultado: Año 2, no. 408 (17 julio 1943).

Sinopsis: Según la presentación, “Encrucijada” es una historia real sucedida en la Ciudad de México. Lo que sin duda es real es la apelación al realismo como atractivo para lectoras y lectores que despliegan muchos fotomontajes de la época e incluso algunas de las historietas dibujadas. La introducción de “Encrucijada” es típica de José G. Cruz: “La vida moderna y materialista ha robado su campo a lo romántico y espiritual para dar paso a nuevas ideas e incluso a nuevos sentimientos, pero el amor no ha cambiado desde los tiempos de las llanuras prehistóricas.” Alfredo Godoy es un hombre duro, un “caballero de la noche”, al que la vida ha tratado mal y convertido en un hampón que se ve en la “encrucijada” de aceptar los amoríos de una mujer rica y casada o el verdadero amor de Georgina, una joven ingenua y “buena” a la que conoce en el cabaret del que es asiduo. Hay que aclarar que en el universo narrativo de José G. Cruz hay dos clases de hampones: los hampones buenos, que solo roban a los ricos o matan a asesinos despiadados, y los hampones malos, traicioneros, cobardes y crueles. Alfredo, desde luego es de los primeros y se enfrentará a la encrucijada moral de explotar a la millonaria, pero que al final, luego de vencer a los hampones malos y tras pasar una temporada en la cárcel para pagar sus “errores” se encontrará con Georgina que lo espera para reiniciar una vida “honrada”.

Otras historietas

La Senda.

Encrucijada.

Melodrama

Imposible.

Encrucijada.

Melodrama

Candy-dita.

Melodrama

Comentarios

Arriba