Series -> Ocaso.


Ocaso.
Ocaso. Ocaso. Ocaso. Ocaso. Ocaso. Ocaso. Ocaso. Ocaso. Ocaso. Ocaso. Ocaso. Ocaso.  

Imágenes reproducidas exclusivamente con fines de divulgación académica. Para utilizarlas con cualquier fin se debe solicitar permiso a los propietarios legales de sus derechos.


No. registro de HNM 000657435
Clasificación de HNM741.5972 PEP.i
Publicación: Pepín
Datos de la publicación: : México, D.F.: Editorial Juventud,1942-1942.
Detalles físicos: volúmenes :ilustraciones ;21 cm.
No. 1112 (20 marzo 1942)-no. 1150 (7 mayo 1942).
Argumentista: José G. Cruz.
Gráfica: José G. Cruz.
Género: Melodrama.
Técnica: Medio tono.
Variante Temática: Romance; Intrigas amorosas;
Notas: Acceso restringido;préstamo sujeto a autorización.
Descripción basada en: No. 1112 (20 marzo 1942); título tomado del encabezado.
Último ejemplar consultado: No. 1150 (7 mayo 1942).

Sinopsis: Tanto el esquema argumental como la moraleja romántica de esta serie son característicos de la obra de José G. Cruz: las adversas circunstancias de la vida descarrían un alma noble, que al final será redimida por el amor verdadero. A raíz de la muerte de su amada Minnie en un accidente automovilístico, el pintor Jorge Karlo se pasa la vida parrandeando y consolándose con copas y mujeres en un cabaret curiosamente llamado "Hyde" -como el lado oscuro del personaje de la novela El extraño caso del doctor Jekyll y Mr. Hyde, de Robert Louis Stevenson-. Al final de sus noches de ronda, el pintor acude al cementerio para llorar ante la tumba de Minnie. Aparece entonces Alma, quien se enamora del atormentado Karlo e intenta alejarlo de la vida de vicio. Sin embargo, antes de que lo consiga, el Curro asesina al pintor, pues éste ha seducido a Cecilia. Alma es presa primero del dolor y después de la locura, por lo que decide acompañarlo en su camino a la "vida eterna". Pero aquí no termina el melodrama: Jorge no puede ser admitido en el cielo, porque debe pagar su vida de pecado y placeres terrenales. Alma es tan noble que decide renunciar al paraíso al que tiene derecho, para seguir a su amado a los infiernos entonces llega el momento de la redención. Ante las súplicas de Alma, el cielo se apiada y el alma del enamorado se salva: "Ante ellos se abría la esperanza, la vida eterna, ¡la purificación!".

Otras historietas

Comentarios

Arriba