Series -> Las Doce campanadas.


Las Doce campanadas.
Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas. Las Doce campanadas.  

Imágenes reproducidas exclusivamente con fines de divulgación académica. Para utilizarlas con cualquier fin se debe solicitar permiso a los propietarios legales de sus derechos.


No. registro de HNM 000706302
Clasificación de HNM741.5972 DOC.c
Datos de la publicación: : México, D.F.: Buena Prensa,1958-1958.
Detalles físicos: 1 número en 1 volumen :ilustraciones ;21 cm.
Termina con: No. 528 (1 noviembre 1958).
Argumentista: Susana Hernández Martínez.
Gráfica: Susana Hernández Martínez.
Género: Didáctica, Melodrama.
Técnica: Línea.
Variante Temática: Infantil; Infancia; Catolicismo;
Notas: Director: J. A. Romero.
Acceso restringido;préstamo sujeto a autorización.
Descripción basada en: No. 528 (1 noviembre 1958); título tomado del encabezado.
Último ejemplar consultado: No. 528 (1 noviembre 1958).

Sinopsis: Historieta moralista que advierte sobre el peligro de que los niños lean historietas macabras, de crímenes y “películas de igual tema”. Chacho es un niño aficionado a este tipo de lecturas y vive “sugestionado por tales idioteces” y “todo le causa pavor y sospecha”. Tiene pesadillas horribles por la noche en la que los persiguen momias, vampiros y otros monstruos. Una noche grita y despierta a su hermana que, por el contrario tiene sueños dulces, en los que encuentra tesoros e imagina “cuántas iglesias, hospitales, asilos, jardines, bibliotecas” podrían construirse con ese dinero. Los hermanos se cuentan sus sueños y Chacho decide quemar sus colección de revistas perversas.

Otras historietas

¡Acorralados!

Aventura, Didáctica

Tontolín.

Las Doce campanadas.

Didáctica

Trencitas.

Las Doce campanadas.

Didáctica

Comentarios

Arriba